El Candil: un oasis en el desierto

libreria-el-candil

“Aprender a leer es encender un fuego, cada sílaba que se deletrea es una chispa”

–Víctor Hugo

Cuando se escucha la palabra candil, se entiende que se trata de “algo” relacionado a una luz, una iluminación. Precisamente, según la RAE, un candil es un utensilio para alumbrar, dotado de un recipiente de aceite con una mecha de algodón y una varilla con gancho para colgarlo. Si partimos de esta descripción, podemos decir que el cantante puertorriqueño Danny Rivera acertó genialmente aquel día en que le sugirió a la empresaria Tamara Yantín que bautizara con este nombre a su nuevo proyecto.

Y así nació la Librería El Candil que, para ser exactos, tocó suelo ponceño el 31 de enero de 2014 con bombos y platillos al son de la música del propio Danny Rivera, Andy Montañez, Güiso Pérez y Eduardo Villanueva.  

El pequeño local se ubicó en la famosa Plaza Vilariño, en la zona del centro de la ciudad, que los ponceños denominamos “el pueblo”. Muchos años antes este lugar estuvo repleto de tiendas y servía como punto de encuentro. De hecho, los que tenemos “cierta edad” podemos recordar las calles alrededor llenas de gente que visitaba las tiendas de todo tipo que había en esta plaza, tiendas que fueron muy populares, pero con el tiempo dejaron de serlo y así este espacio se convirtió en algo similar a un desierto.

Sin embargo, esa “amenaza del desierto” no hizo que Tamara, quien ya conocía la Ciudad Señorial, dejara de creer que si un lugar merecía la luz de una librería era precisamente Ponce. Tan es así que un domingo después de la hora de cierre, y tras el segundo aniversario de la librería, con la ayuda de amigos y clientes, Tamara y su equipo recogieron los bártulos, estantes y libros y cruzaron la calle para ubicarse en un local más grande.

28827804_10155176454076993_5582105241424463161_o
El pequeño gigante Ian Manuel, hijo menor de la autora, celebró su cumpleaños en El Candil. El motivo, por supuesto, ¡El Principito!

El Candil se ha convertido en el oasis de todos los que gustamos y amamos la lectura, sin importar la edad que tengamos. Es el spot del que busca complacerse con la lectura y también el espacio en donde uno que otro novel escritor ha tenido la oportunidad de vender sus publicaciones y también presentarlas al público en un ambiente cómodo, lleno de camaradería y respeto. Además, no se puede pasar por alto que El Candil ha venido a rescatar la posibilidad de que los ya reconocidos escritores nacionales e internacionales puedan incluir al sur de Puerto Rico en las rutas de sus presentaciones.

Esta librería, que ahora es parte esencial de nuestro pueblo, busca complacer a una clientela diversa y por eso, además de las actividades destinadas a la lectura, se celebran en ella noches de galerías, maravillosas bohemias y, ¡hasta los niños tienen su espacio personalizado!

29060401_10155191711996993_1991809667143574216_o
Los hijos de la autora comparten asiduamente en El Candil

Como bien expresa el reconocido licenciado y escritor Pedro Malavet, asiduo visitante de la librería, “El Candil es lo mejor que hay en Ponce. ¡Hacía falta! ¿Cómo se puede tener un pueblo sin librería?”. Usando de referencia un artículo sobre negocios, el licenciado añade en su reflexión que las librerías son un lugar de encuentro. Por eso, dice: “El Candil tiene una función social y educativa, donde sin importar la edad, puedes adquirir una opinión sobre alguna lectura y conocer los gustos literarios de las personas que la visitan”.

27544563_2033970166618108_386428780290483569_n
Ian, quien ha sufrido diversas intervenciones por su condición cardíaca, también ha encontrado junto a sus padres un espacio en El Candil para informar sobre estos procedimientos

Al igual que el licenciado Malavet, hace más un año voy casi diariamente con mis dos hijos a El Candil. Por eso, puedo decir que tras sus puertas hay un mundo mágico, que empieza con las sonrisas y los deseos de “buenos días” del equipo de trabajo y culmina en la dimensión de aventuras, amor, fantasía y sabiduría que ofrecen su selección de libros. A todo esto hay que añadirle siempre se puede disfrutar de la compañía de un buen café, un exquisito vino y uno que otro delicioso antojito para comer.

29352029_10155173943156993_5194839659737125338_o
El café de Marta en El Candil, librería de la que es visitante asidua

Estas son algunas de las muchas razones para entusiasmarte a visitar el sur, El Candil y dejarte alumbrar por su luz.


IMG_4203

Marta Raquel Montero es madre, mujer, maestra, la reina de un príncipe, la rosa de un principito. En guerra por un corazón roto y partiéndome la vida por un doctorado. Amo leer, escribir y anudar. Vivo nadando en un mar de metáforas y soy amiga íntima del sarcasmo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s