Llamadas perdidas a casa

abstract-beach-desert-723997

Llevo siete años viviendo en el “viejo continente”, muy muy lejos de los míos en mi Islita del Encanto. Siete años que se dicen fácil, casi sin pensarlo. Una vida entera acumulada en poco más de 2500 días.

Lo confieso, el día en que me fui, me fui porque quería hacerlo, besé y abracé a mi papá, le dije hasta luego y emprendí el viaje junto a mi madre que me “acompañaba en la mudanza”. En ese momento, jamás pensé que mis pasos se acomodarían tanto a estas calles y que años más tarde cuando el alma quisiera regresar, parecería imposible. Y es que en estos siete años la vida se ha movido demasiado rápido. La felicidad llegó como nunca antes la había experimentado y el dolor se ha manifestado de manera intensa.

En siete años terminé un máster, pasé navidades malacompañada, experimenté los últimos suspiros de mi papá, comencé mi carrera y recibí el milagro de la vida. Y es que la vida sigue aquí y allá, a la vez, aunque no lo parezca. Durante este tiempo, se puede decir que eché raíces y amarré los pies al nuevo suelo… pero quizás no tan fuerte.

Las ganas de volver a casa

Hace casi dos años nació el amor de mi vida, un chiquito que llena mis días de muchas ganas de vivir y experimentar nuevas cosas. Y también, me remueve la nostalgia y las ganas de que viva de la forma en que yo viví, de que escuche los coquíes para dormir y vaya a volar chiringa al Morro.

Después de tanto tiempo aquí, su llegada hace que se pronuncien fuertemente las ganas de irme a casa. A casa, donde el aire es calientito todo el año. A casa, vaya palabra.

No hay nada peor que darte cuenta que por más tiempo que estés en un sitio, no es tu sitio. Sin embargo, tu corazón habita en una definición de casa que ya no es la misma. Porque las ganas de volver a casa son más bien ganas de ver a los tuyos, de abrazar a los que ya no están, de conversaciones que ya pasaron. Las ganas de volver a casa son ganas de revivir tu niñez, de pasar un día en casa de tu abuela, de celebrar un Año Nuevo con los tíos y los primos y todo el mundo.

Y después de siete años no sólo cambié yo, sino que cambió todo lo que dejé atrás.  

Soñando desde la diáspora

Jamás me imaginé estar haciendo tantas llamadas perdidas a casa. Soñar con volver, con sentir y disfrutar del día a día, de las pequeñas cosas, del queso blanco con un cantito de dulce de guayaba.

Siempre me falta gente con quien compartir los sucesos de mi vida. Me encoge el corazón ver a mi hijo crecer en una realidad distinta, verlo experimentar la vida, aprender mil cosas y no poder siempre compartirlo con su abuela materna, sus titís y su tío. Siempre se divide el corazón en mil pedazos cuando perdemos o cuando ganamos –la felicidad y el dolor se viven distintos lejos de los tuyos.

Oye, y esto no significa que no sea o haya sido feliz, porque lo soy. Estando lejos he experimentado tanto logros como fracasos. Estando aquí conocí el amor verdadero, me convertí en madre y crecí profesionalmente. Lo que quiero decir es que siendo un sitio maravilloso, aún así mi corazón no lo reconoce como suyo.

Pero volviendo al día en que cogí vuelo y vine a estudiar a España, ese día soñé la vida que tengo. Hoy ya son siete años de vivir la vida a larga distancia, de fotos, Facetimes y de “ya nos veremos pronto”. Y si me preguntaras con qué sueño ahora mismo, ahora siempre, dormida y despierta, sueño con regresar.  


40674461_220109905529583_7798728197905842176_n (1)

Magda es una puertorriqueña que reside en Terrassa (Barcelona), España. Se dedica a hacer malabarismos para manejar su vida y sus responsabilidades como madre y profesional de Marketing Digital. Le encanta perderse en pueblitos nuevos y planificar viajes a para visitar a la familia. Recientemente se picó el estómago a la mitad y algunas veces habla sobre ello en su blog.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s